jueves, 20 de noviembre de 2008

LA VACA PALMERA.

Ya sé que he tenido este blog un poco abandonado, pero espero que me perdonéis porque lo de tener 2 blogs reconozco que es complicado.
Bueno, para retomar el tema principal de este blog, me gustaría hablaros un poco de una de las razas bovinas por las que yo, personalmente, tengo gran predilección:
LA VACA PALMERA
Se encuentra únicamente en la isla de La Palma. El color de su capa es rubio y está especialmente adaptada a pastar en la montaña y a las condiciones húmedas características del medio palmero donde habita. De hecho, si vais a La Palma, todavía pódéis ver vacas pastando tranquilamente en los montes, algo que para mí es maravilloso y que por desgracia en Gran Canaria, ya no se ve.
La vaca palmera se cría más para consumo de su carne que como productora de leche, y también hay que señalar la gran participación de estos animales en concursos de arrastre (en La Palma hay mucha tradición).
Sus orígenes genéticos no están del todo claros, aunque parece seguro que ejemplares como la Vaca Rubia Gallega, traída por los primeros pobladores castellanos de la Isla Bonita, han tenido mucho peso en su genealogía. Después, su propia evolución durante siglos, sin influencias foráneas, le habría otorgado un carácter diferenciado hasta derivar en su morfología y configuración actuales.
Y para ilustrar esta entrada, os muestro unas fotos que tomé una tarde de regreso a casa. Lo curioso es que me paré para fotografiar un grupo de vacas palmeras que estaban sueltas en el monte y cuál fue mi sorpresa cuando una de ellas se separó del resto y decidió posar para mí. Os cuento que una de estas fotos cuelga de una de las paredes de mi habitación.


Fte: Revista Canarias agraria y pesquera nº 74 y 75.